Juan de Lezika
Don Juan de Lezika y Torrezuri (1709 - 1784).
Don Juan de Lezika y Torrezuri (1709 - 1784).

Tal y como se describe en su biografía de aquel entonces, este personaje nació en el Señorío de Lezica, próxima a la Villa de Guernica, ante Iglesia de Cortezubi y fue muy significativo en todo Perú y Argentina mostrando cargos de Teniente Capitán de Caballería, Alcalde Ordinario (La paz), Alférez Real y Regidor (Buenos Aires), así como fundador de las ciudades de Luján  y Santo Domingo. Pertsonaia hau orduko biografian deskribatzen den modura, “Guernica”-ko hiribildutik eta “Cortezubi”-ko elizatetik gertu aurkitzen zen “Lezica”ko Jaurerrian jaio zen. Zalditeriko Teniente Kapitaina bezalako karguak jasandakoa bai Peru eta bai Argentina osoan. Horretaz gain, La Paz-eko ohiko alkate, Buenos Aires-eko Alférez erreal eta erregidorea eta baita Lujan eta Santo Domingoko hiriburuen fundatzailea ere izan omen zen.

Foto Lezika
El Caserio.
Baserria.

El caserío Lezika se reconstruyó en el año 1761 con piedra caliza procedente de la cantera antigua del monte Ereñozar (448m) y madera de roble y castaño de la zona. Lezika baserria 1761.urtean berreraiki zen inguruko haritz eta gaztaina egur eta Ereñozar (448m) mendiko azpikaldeko kareharriarekin.

Lezika, procede de la palabra “lehizea” en Euskara, que significa cueva. Situado en un entorno de grutas, la Cueva de Santimamiñe, que se encuentra al pie del monte Ereñozar a 150metros del Restaurante Lezika, es una de las cavernas que se considera como un icono cultural vizcaíno que a su vez se incluye en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Lezika izena, inguruko lehizeen agerpenetatik datorkio. Ereñozar mendiaren oinetan aurkitzen den Santimamiñeko kobazuloa, Lezika jatetxetik 150 metrotara dago, Bizkaiko ikono kultural modura kontsideratzen delarik UNESCO ko gizadiaren ondareetako listen barruan.

Las pinturas rupestres datadas en el paleolítico superior en el periodo Magdaleniense, fueron descubiertas (1916) casualmente por una cuadrilla de chavales de la zona. Después del hallazgo empezaron a estudiar concienzudamente (1918-1926), entre otros, los antropólogos y catedráticos Jose Miguel Barandiaran, Telésforo de Aranzadi y Enrique de Eguren. Desde entonces, a todos los que trabajaban en la investigación de la cueva de Santimamiñe los propietarios del caserío Lezika les recibían con las manos abiertas para que con un buen desayuno y comida (preparados por nuestros familiares Lorenzo Bengoetxea Lezika y Martzela Arribaltzaga) siguiesen trabajando con más energía y ánimo. Goi paleolitikoko Magdaleniense garaiko kobazueloetako margoak, 1916. urtean aurkituak izan ziren inguruko gazte kuadrila bati esker. Aurkikuntzaren ostean (1918-1926), gogotik aztertzen hasi ziren besteak beste Jose Miguel Barandiaran, Telesforo de Aranzadi eta Enrique Eguren antropologoak. Geroztik, Santimamiñeko koben ikerketan zebiltzaten guztiei, Lezikako baserriko jabeek besoak zabalik hartzen zieten gosari eta bazkari eder batekin (gure arbaso Lorenzo Bengoetxea Lezika eta Martzela Arribaltzagak prestatua) indar eta kemenez lanean jarrai zezaten.

Ya por el año 1968, gracias al aumento de visitantes a la cueva, se fundó el restaurante como tal, convirtiendo la cuadra en comedor y ampliando la cocina del baserri; dejando a un lado la ganadería  y agricultura. 1968. urte inguruan, kobazulora etortzen ziren bisitarien gorakadagatik Lezika jatetxea sortu zen, baserriko korta janleku bihurtuz eta eskatza handituz; albo batera utziz abeltzaintza eta nekazaritza.

Posteriormente, (año 1996) se empezaron a ampliar los espacios y comedores, ya que la demanda de las celebraciones iba en aumento, gracias al reconocimiento de los clientes hasta el día de hoy. 1996.urtean jantokia eta sukaldea bezelako azpiegiturak handitu ziren ospakizunen eskaintza gero eta handiagoa zelako, bezeroen esker onagatik, gaur arte.